La pandemia del COVID-19 llegó para cambiar nuestra forma de vida, y una de las cosas que transformó fue nuestra forma de comunicarnos a nivel profesional. Desde entonces nos hemos acostumbrado al uso de las plataformas de videoconferencia y, aunque algunas han tomado más relevancia que otras, en este artículo os traemos una comparativa de las 5 plataformas que nos parecen más importantes a día de hoy.

ZOOM

Creada en 2013, la plataforma cuenta a día de hoy con unos 300 millones de usuarios y es una de las plataformas más usadas. Es de uso gratuito, aunque tiene varias opciones de pago. Entre sus ventajas se encuentra la posibilidad de compartir archivos multimedia simultáneamente con tu video, una gran seguridad para tus reuniones y usar una pizarra virtual en la que poder escribir o dibujar. También tienes la posibilidad de programar y grabar las reuniones y una gran capacidad de administración de usuarios cuando entramos como anfitriones (expulsar, activar y desactivar el audio, chatear directamente con participantes a través del chat…).

Como participante es intuitiva, pero puede ser algo complicada para nuevos usuarios. Si quieres sacarle todo el partido a la aplicación lo mejor es que adquieras uno de los planes de pago, que se dividen en 3: “Basic”, gratuito y únicamente 40 minutos de reunión y máximo 100 participantes; “Pro”, 14,99 €/mes, reuniones de hasta 30 horas y con almacenamiento de 5 Gb en nube; “Business”, 18,99 €/mes, mismo que “Pro” pero con SSO, dominios administrados y marca de empresa.

Existen dos planes más que son «Business Plan» y «Enterprise», pensados para grandes empresas, y por tanto, para saber el precio de estas tienes que ponerte en contacto con ZOOM, ya que el precio variará dependiendo de las exigencias del cliente. Además de estos planes, ZOOM cuenta con un servicio de «Add-ons», que son mejoras individuales, que puedes comprar para mejorar tu plan, como pueden ser reuniones más grandes, almacenamiento en la nube, webinars, etc. Esto te permite conseguir un producto mucho más específico para tus necesidades.

GOOGLE MEET

Inicialmente de pago, con la llegada del COVID-19 empezó a ser gratuita, y por tanto, se popularizó y consiguió 10 millones de descargas, lo que hizo que Google se decantara por esta aplicación, abandonando así Hangouts, la aplicación inicial para conferencias de empresas que habían creado años atrás. 

Aunque es gratuita para los usuarios, si quieres crear una reunión con más de 100 participantes, tienes que hacerte una cuenta G Suite, que están enfocadas para empresas, con tres planes a elegir: “Starter”, 5,75 €/mes, reuniones hasta 100 personas; “Standard”,11,50 €/mes, reuniones de hasta 150 participantes y con posibilidad de grabar; “Plus”, 17,25 €/mes, reuniones hasta 500 personas y registro de asistencia. Tiene una modalidad «Enterprise», pensada para grandes empresas y con un precio variable a las necesidades del cliente.

Entre sus ventajas se encuentra una interfaz sencilla y fácil de usar, la posibilidad de guardar las sesiones, una gran seguridad con conferencias encriptadas y subtítulos automáticos. Y al estar desarrollada por Google, tiene compatibilidad completa con el resto de aplicaciones, como Google Calendar, y con actualizaciones constantes por parte de la empresa estadounidense.

MICROSOFT TEAMS

Lanzada en 2017 y denominada como plataforma colaborativa que agrupa diferentes aplicaciones de Microsoft, en la que se pueden realizar diferentes trabajos de una forma conjunta por varias personas. De las muchas funciones que tiene nos interesa la de las reuniones, que tienen una interfaz sencilla e intuitiva y, que nos permite planificar reuniones, designar roles y realizar videoconferencias grupales.

Existe una versión gratuita si vinculas tu cuenta de Microsoft, pero para conseguir el mayor rendimiento de la aplicación es necesario pagar. Para ello tiene 3 planes: “Essentials”, 3,70 €/mes, que contiene muchísimas opciones; “Empresa Básico”, 5,70 €/mes, que incluye de más subtítulos en directo, transcripciones en las grabaciones y un 1T de almacenamiento en nube; y “Empresa Estandar”, 11,70 €/mes, registro de asistentes y administrar citas de los clientes. Como desventajas podríamos decir que la interfaz no es muy intuitiva y a día de hoy no está tan extendido como el resto de plataformas.

SKYPE

Creada en 2003, se podría decir que fue la primera plataforma de videollamadas que se popularizó a nivel mundial. Fue comprada por Microsoft en 2011, y aunque funcionan de forma independiente, puedes integrarla en Microsoft Teams. Entre sus ventajas se encuentra un gran sistema de seguridad, llamadas en alta definición, grabación de pantallas y la posibilidad de compartir pantalla. Pero desgraciadamente su rendimiento se ha estancado en estos últimos años, y podríamos decir que se ha quedado un poco atrás con respecto a sus competidoras.

Como aspectos negativos, comentar que para tener una buena calidad de imagen y audio, se requiere tener muy buena conexión a internet, mucho mejor que en el resto de plataformas, ya que si no se verán afectados estos elementos. Además, tiene un gran problema con el procesado del programa y, es que requiere un gran uso de la memoria RAM del ordenador. Por tanto, la interfaz del programa se puede ralentizar. No tiene planes de pago como el resto, en cambio, tiene un sistema para hacer llamadas ilimitadas e internacionales desde el móvil, y para cada país tiene un precio diferente. En España el precio para poder hacer llamadas ilimitadas internacionales sería de 13,26 €/mes.

DISCORD

Fue creada en 2015, en los últimos años ha alcanzado una alta popularidad, sobre todo dentro del mundo gamer y gente joven, hasta conseguir a día de hoy 500 millones de usuarios. Una aplicación con muchas funcionalidades, y que mayoritariamente, funciona a través de servidores. En estos servidores existen tanto canales de texto como de voz y video, sin necesidad de crear reuniones específicas y únicamente con acceso al servidor, que pueden ser públicos o privados.

Como principal ventaja destacamos su versatilidad, pero también su bajo uso de datos, lo que permite una gran conectividad en todo momento; un gran control sobre el audio, tanto el que escuchamos como el de nuestro micrófono; y sobre todo, la seguridad y privacidad que se le brinda al usuario, para decidir a qué servidor unirse o a qué usuarios añadir como amigos. Su uso es gratuito, pero se ha implementado una opción llamada “Nitro”, que contiene dos planes de pago. Uno denominado “Nitro Basic” con un precio de 2,99 €/mes, y otro denominado “Nitro” con un precio de 9,99 €/mes. Esto lo que ha hecho ha sido limitar la versión gratuita, y si quieres acceder a todas posibilidades de la aplicación, tienes que pagar.

Está claro que cualquiera de las opciones que elijamos va a ser buena para nuestro cometido, pero sí que hemos podido ver que hay algunas plataformas que son mucho más completas que otras. Además, Discord no está tan pensada para un ámbito laboral, pero no se puede descartar que en un futuro adopte una cara más formal, o por qué no, que el resto de plataformas se adapten a las nuevas exigencias de los usuarios más jóvenes.

× Contáctanos