La creación y el vuelo de aviones de papel transciende ciencia, hobbies y costumbres milenarias en una competición de retranca que acogió Red Bull hace unos años y que vuelve este 2022 con su sexta edición. El Paper Wind se ha convertido en una disciplina que ahora muchos comienzan a conocer y a la que cada vez se suman más adeptos y aficionados.


Puede que de pequeños todos hayamos participado a algún tipo de competición de aviones de papel, ya fuera con los amigos de la calle, los compañeros de la escuela o con tus primos y hermanos. Se podría decir que se trata del primer juguete realizado con nuestras propias manos y un trozo de papel. Primer juguete de creación casi espontánea. Y un arte en sí mismo, el arte de doblar papeles. Del Origami a un Paper Wind.



Toda competición tiene una historia


Y esta historia se podría remontar a muchos siglos atrás: a la aparición del papel. Aunque si nos regimos por la aparición del papel podríamos remontarnos a su predecesor: en el antiguo Egipto y su pergamino. Pero se trataba de un material demasiado duro para poder doblar con éxito.

Así que nos vamos directos a China 500 años a. C. y a la producción de papel a gran escala que se convierte en la principal industria del país. Por lo que no se tardarían muchos siglos en comenzar a doblarlo y crear figuras con él. De hecho, se cree que fue entre el 500 y el 400 a. C., convirtiéndose en un arte entre los siglos I y II de nuestro tiempo y entendiendo así esta fecha indeterminada como el inicio del origami. Pero el arte de doblar papel no viaja a Japón hasta el siglo VI. Eso sí, llega para quedarse y desarrollarse poco a poco en una tradición mística típica de la nobleza.

Mientras tanto, en Europa se sucedía la invasión árabe en el siglo VIII. Estos habían aprendido el arte de doblar papel de los chinos cautivos en su proceso de expansión y lo utilizarían como punto de partida para desarrollar la geometría y ampliar sus conocimientos en matemáticas.

Cinco siglos después, la ruta de la seda se encargó de llevar esta tradición al resto de occidente.


Aviones de papel: origami vs papiroflexia


La papiroflexia y el origami vienen a ser lo mismo, pero… ¡No son lo mismo! Hay más flexibilidad en la papiroflesia. A ver si me explico. Realmente la papiroflexia se acerca más al origami clásico que al que nosotros conocemos y que se instauró con la aparición del primer libro sobre origami Hiden Senbazuru Orikata, que significó la aparición y la instauración del origami moderno.

Con esta nueva forma de entender el oragami se depuraba la fórmula, utilizando solo las manos y el papel y dejando a un lado colores, pegamento y tijeras. Y esta base del origami moderno es la base de la competición de Red Bull Paper Wind.

Sin embargo, la papiroflexia permite las transmutalidad del papel: cortes, rasgados e incluso pegamento.

Se dice que el avión de papel es uno de los origamis más fáciles de realizar, pero por fácil que sea, su origen se remonta a la prehistoria aeronáutica, alredor de mil años después de los primeros origami. De esta forma las primeras personas interesadas en querer susrcar los cielos se basaron en la resistencia del papel y realizaron los primeros prototipos de maquinas voladoras con este material.

Como hizo el propio Leonardo da Vinci.



¿Cómo construir un avión de papel?



Dependiendo del modelo de avión que uno quiera, la realización de este tipo de aeronaves puede tomarte hasta 30 segundos divididos entre cinco o siete pasos sobre un papel depurado en formato A4, generalmente. Dependiendo de la persona y de su origen, hay diferentes normas sobre cómo hacer aviones de papel.

Aunque no existan unas reglas originales estas son las que más se repiten y las que Red Bull Paper Wind ha adoptado como base de su competición.

“Cumplir con estas reglas requiere que uno entienda un poco de aerodinámica y otro poco de plegado de papel”.

3 reglas prácticamente imprescindibles:

1. Un avión de papel debe estar hecho de una sola hoja de papel (medida A4 como regla general para las competiciones). No deben incorporar ningún material adicional. NADA MÁS QUE EL PAPEL. Y esto nos lleva a la segunda regla;

2. El papel es sagrado, no se debe cortar ni rasgar. Lo único que podrás hacer es doblar para conseguir tus propósitos.

3. Los diseños de tus aviones de papel deben ser capaces de volar lo más recto y nivelado que puedas. Para mantenerse en suspensión el mayor tiempo posible o para recorrer la mayor distancia hasta el momento.

De esta forma, el proceso del diseño se convierte también en un gran desafío.



Red Bull Paper Wind rompiendo marcas


A lo largo de la historia, se ha intentado batir el record de Vuelo Más Largo. Entre 1983 y 1998 se mantuvo en primera línea Ken Blackburn con 27’6 segundos de suspensión en interior que significó un Récord Guinness.

Pero hace ya unos años que Red Bull le dio una vuelta al asunto, convirtiendo eso de hacer volar aviones de papel en una disciplina, una competición propia. Con nombre propio. Y en 2019, periodo prepandémico, se celebraba ya la quinta edición, cuya “gran final” se llevó a cabo en la ciudad austriaca de Salzburgo. Donde 176 pilotos de 58 países diferentes compitieron durante dos días en el Hangar-7.

Los ganadores fueron:

· Cameron Clark, desde Australia, llevándose el triunfo en la categoría de Vuelo Más Largo con sus 13’33 segundos entre lanzamiento y aterrizaje.

· Jake Hardy, estadounidense, se hizo con el premio a la categoría de Mayor Distancia con 56’61 metros.

· Por otro lado, “la ucraniana Kateryna Ahafonova se convirtió en 2019 en la primera mujer en ganar un título del Red Bull Paper Wings, al ser la única persona que consiguió un 10 tras los 60 segundos que duró su presentación en la especialidad de Acrobacias”.



RED BULL PAPER WINGS 2022

Desde la 5ª a la 6ª edición, la participación ha crecido exponencialmente. De cara a la Final Mundial que se realizará en el ya icónico Hangar-7 de Salzburgo el 13 y 14 de mayo, en 490 universidades de 62 países se está compitiendo por los mejores candidatos para conseguir el sugerente premio de:

“Una experiencia de fin de semana Red Bull Air Race”

Si quieres participar, te recomendamos que entres en la web de la competición y que busques la ciudad más cercana con un Evento Clasificatorio. Nosotros estaremos retrasmitiendo en streaming en directo todo lo que sucederá en el Evento Clasificatorio de Madrid el próximo 20 de abril a las 10 horas.

De todas formas, te hago un resumen rápido de los imprescindibles para poder participar.

La idea es hacer un avión de papel y hacerlo volar. Así que necesitarás un folio tamaño A4 (297x210mm) con un peso no superior a los 100 gramos. Y…, nada más. Ni que decir ni que añadir al papel.

Sin artilugios ni sortilegios. Solos tú y el papel.

Como anotación final, recordarte que también puedes participar en la categoría Acrobacias Aéreas a través de tu imaginación y de tu cuenta de Instagram. Para más información visita la web del evento que te hemos dejado más arriba.

En SUPER D utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_google_apps_login

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Configuración de privacidad
× Contáctanos