Muchas son las voces que aseguran que el verdadero éxito de OT vino de la mano de su canal oficial en YouTube. Siguiendo la estela de OT, Fama a Bailar toma posesión de sus recursos de streaming manteniendo así a su legión de fans atentos a la evolución de sus ídolos en el programa. Adiós a las audiencias de televisión. Bienvenidos a la nueva era de las emisiones en directo.

 

Cuando se anunció que volvía Fama a Bailar, tras el gran éxito de OT, las alarmas se activaron. ¿Funcionaría? ¿Cómo sería el funcionamiento? ¿Qué tipo de herencia habría de un reality al otro? Hubo un momento de desazón cuando saltó la noticia de que Fama se vería a través del canal Cero en Movistar+. Pero nada más lejos de la realidad. El reality cogió caminos paralelos a los de su antecesor y el acceso a él tiene multi-ventana. Fama, al igual que OT tiene una aplicación desde la cual tú eres participe de todo. Votas cambiando el rumbo del programa, visitas los perfiles de tus alumnos favoritos y tienes acceso inmediato a las noticias más candentes del reality.

También, cada uno de los participantes tiene su perfil de Instagram que retroalimenta el diálogo de los fans con los concursantes. A esto de la inmediatez se une Twitter, que en OT ya sirvió de mucho en la interacción del público, programa y triunfitos.

 

EL CANAL DE YOUTUBE

Esta plataforma generadora de pequeñas estrellas, youtubers todos ellos, es la encargada de hacer llegar todo el contenido en directo al nuevo público a través de la línea. La inmediatez ha sido su valía tanto para Gestmusic, en el caso de OT, como para Zeppeling TV en el caso de Fama a Bailar. Abandonando de esta forma la obsoleta ‘página web’ como acceso directo a los programas.

¿Y qué nos ofrece YouTube Live para esto? Pues eso mismo, inmediatez y claridad. Desde aquí seguimos a los chicos en su desarrollo en el programa de forma inmediata, 24 horas, dejando atrás las esperas y los fallos de las páginas web tradicionales. Incluso me atrevería a decir, como antaño. Porque YouTube vino para quedarse y ya es el presente.

 

 

Es la verdadera ventana del nuevo público: un público joven que consume con voracidad a través de sus ordenadores, tablets y smartphones. Y desde estos dispositivos, siguen a los nuevos personajes de sus realities favoritos, los aman, los odian, se identifican con ellos. Lo que es un entender la realidad a través de YouTube.

EL CAMINO A EUROVISIÓN

Por supuesto, existe un canal de Eurovisión Song Contest en YouTube, desde el que aún no tenemos claro si se podrán seguir las galas en directo. Hasta ahora, ha ido siguiendo la carrera al festival de los eurointérpretes. Las fiestas en los diferentes países, entrevistas a los representantes de cada país y mucho mucho de Amaia y Alfred.

 

 

Fue el primer lugar donde se publicaron los vídeos de los participantes al festival. Desde allí, las casas de apuestas se pusieron manos a la obra y los favoritos y las porras te las encuentras a pares por las redes.

De todas formas, aún nos quedan las semifinales para saber quién ganará esta edición del festival y contra quién compite España en la final. Porque España va directamente a la final, lo sabías, ¿no? ¿Y que hay dos semifinales de las que saldrán elegidos diez países de cada una? ¿No? Pues tú no te preocupes, porque todo esto te lo explicaremos próximamente.