La propuesta de Chile de celebrar la COP25 (25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) en Madrid salió adelante el 1 de noviembre. Desde entonces, el gobierno de España, en apoyo solidario con el chileno, preparan la capital para poder abordar la conferencia como es debido. Zona azul y zona verde. La Conferencia de las Partes (COP) y la colaboración ciudadana. Además, este año tiene una invitada especial: Greta Thumberg.


En IFEMA se celebrará finalmente esta cumbre sobre el cambio climático, los peligros que alberga y las soluciones viables para mitigar sus terribles daños ambientales. Una conferencia con una misión/visión muy clara: “Nuestro desafío es lograr una transición hacia el incremento de la acción y que sea percibida por la ciudadanía. El cambio climático es una realidad hoy, no en 50 años más”.

Por esto, la conferencia se va a vivir en la capital entera. No solo las ponencias y charlas que componen la COP25 en el recinto de IFEMA. Habrá una buena parte de colaboración ciudadana y de empresas en lo que se ha denominado como la zona VERDE. Pero de esto hablaremos más tarde.

Primero, vamos a dar unas nociones de lo que va a ocurrir en Madrid del 2 al 13 de diciembre.

COP25 CHILE – MADRID

Para entenderlo todo vamos a empezar desde el principio; y, para que así sea, comenzamos con una pregunta muy importante: ¿qué es la COP?

La COP es, ni más ni menos que el órgano de decisión supremo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC). Y este año se reúne en su vigésimo quinta ocasión en la ciudad de Madrid, España; en organización cooperativa con el gobierno de Chile.

La COP la componen 197 Partes – entendemos Partes como naciones de todo el mundo y la Unión Europea – y su función en esta conferencia es buscar la forma de implementar todo lo acordado en la UNFCCC.

La presidencia de este organismo cambia cada año, y tiene que ver con el país que asume el acto. Por eso este año la presidencia ha ido a parar a la ministra chilena Carolina Schmidt.

La COP25 iba a tener su sede en la capital chilena, pero tras los levantamientos del pueblo en contra de la subida de las tarifas del transporte público –denominada como ‘Revolución de los 30 pesos’- y que se han extendido por el país y en el tiempo; Chile decidió anular la celebración. En ese momento, el gobierno en funciones español, se puso en contacto con el gobierno chileno para «facilitar un espacio que permita a Chile y a la región Iberoamericana capitalizar su compromiso con el multilateralismo y el inmenso esfuerzo que ha venido realizando desde el inicio de la preparación de la cumbre, hace ahora diez meses”, indicaba Moncloa en un comunicado.

De esta forma Chile seguirá como organizadora, al amparo de un comité conformado por 21 altos cargos que ha preparado el gobierno de España.

Invitada de honor y los dos colores de la cumbre

No sé si ya conocías a Greta Thumberg. Greta es una niña de 16 años que ha revolucionado el paradigma de la, según denominación de la propia Greta, ‘crisis climática’, con la inclusión de los jóvenes estudiantes como vehículo de presión para organizaciones y líderes políticos, en pos de un cambio en la inclusión de nuevas fórmulas para proteger el medioambiente y al planeta del cambio climático.

ALERTA: no es un problema solo para mayores y gobiernos. La concienciación de toda la población y desde temprana edad es una asunto a medir, tratar e implementar de algún modo.

En definitiva, es una líder de masas que ha movido a la lucha por el cambio desde la gente; dejando a los líderes mundiales a un lado. En sus propias palabras del discurso que ofreció el año pasado en la COP24: “No hemos venido aquí a rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar. Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente.

Greta ha sido invitada para la COP25 y se dirige en catamarán –nunca viaja en avión por el impacto que supone para el planeta- a nuestro país. Pero su mensaje, quedó bien clavado.

Por eso, en la COP25 CHILE-MADRID se ha abierto un espacio de colaboración ciudadana, con la intención de promover la inclusión en la lucha por el cambio climático. A la que se ha pasado a llamar la ZONA VERDE. Pero también está la ZONA AZUL. De la que hablaremos en un momento.

Pero antes queremos destacar la acción de voluntariado que se ha puesto en marcha de cara a la cumbre y demás eventos coyunturales que irán floreciendo; ya sea cerca de la conferencia como en los diferentes lugares y espacios de Madrid o Chile.

En tan solo unos días, el acceso al voluntariado se ha cerrado y si accedes al formulario que había que rellenar, te topas con este mensaje: «Se ha alcanzado el cupo máximo de voluntarios previstos para la Cumbre. Agradecemos mucho su interés y la gran respuesta recibida».

Pero no van a ser solo ellos. UNFCCC ya formó en Chile a 200 voluntarios que tomarán los puntos clave de Madrid para el buen funcionamiento de la cumbre y las citas que surjan en su entorno.

ZONA AZUL

La zona AZUL estará centralizada en IFEMA. Es un espacio completamente controlado y administrado por la ONU.

En este espacio, se llevará a cabo la COP25 tras los detalles y compromisos adquiridos en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC). Pero aprovechando el momento, también se llevará a cabo la 5ª reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto (CMP15) y la 2ª reunión de las Partes del Acuerdo de París (CMA2).

Es la zona donde estarán las delegaciones de las diferentes naciones y países invitados. Tanto España como Chile gozarán de su propia sala. Es el espacio para negociar. La zona de negociación multilateral. Tendrá salas de reuniones para levar a cabo las negociaciones entre países. Además de dos plenarios donde se llevarán a cabo las diferentes ponencias.

Dentro habrá una zona en la cual se podrá acudir a eventos adicionales – llamados side events– que organizaran los diferentes países y los observadores oficiales.

También habrá una zona dedicada a la ‘Agenda de Acción Climática Global’: los eventos centrados en los actores NO gubernamentales y que se organizan en diferentes días según el tema, teniendo en cuenta los eventos vinculados a la Agenda 2030.

ZONA VERDE

La zona VERDE en Madrid -en chile tendrán su propia zona verde- estará en las inmediaciones de la zona azul. Constará de un pabellón de dialogo abierto repleto de diferentes espacios dedicados para todos y cada uno de los actores de la sociedad civil. Pero también se extenderá por la ciudad en diferentes eventos relacionados con los temas que se desarrollen dentro de la zona azul.

En este pabellón se integrara además un ‘Espacio Chile-España’ que servirá de escaparate para la presentación y el debate. Muy importante para dar visibilidad a las prioridades de las agendas climáticas.

Pero la zona VERDE también contará con un espacio en el que se dará cabida a eventos más culturales y que estará a disposición de todos los actores que comprenden esta cumbre. Entre los que tenemos que resaltar a los jóvenes.

 

CONFERENCIA DE LA JUVENTUD (COY)

Que Greta sea una invitada especial en esta cumbre, a la que algunos llaman ya la ‘Cumbre de Greta’, no es una casualidad ni una coincidencia. Este año, en la COP, las juventudes cobran un papel algo más que significante.

Serán uno de los grupos con ‘acreditación de observadores’ dentro de la mismísima zona AZUL. Sí, mientras las diferentes naciones debaten como implementar las nuevas formas de lucha contra el cambio climático, allí podrán estar ellos como observadores.

Y luego, no hay que olvidar que dentro del marco de la COP25, en los días previos –del 29 al 1- se celebrará la COY (Conferencia de la Juventud) en Ciudad Universitaria, Madrid; y en paralelo con Valparaiso, Chile.