El Live Streaming se está extendiendo como la pólvora y su tendencia está en alza. Más de 100 millones de personas de todo el mundo están ya suscritas a este tipo de servicios. La transmisión de contenido en directo se está expandiendo a través de sus múltiples plataformas y se ha convertido en la herramienta de marketing más completa para cualquier tipo de marca. Y a estas alturas ya sólo queda UNA: adaptarse o morir.

El estallido llegó de la mano de las RRSS más importantes: Twitter, Facebook, Instagram y el mismo YouTube; que se actualizaron con la idea de aunar el sentido más clásico de su propio ser, con la nueva apuesta por el contenido en directo. A través de cada una de ellas, cualquier usuario puede transmitir en directo cualquier momento de su vida. Toda esta tendencia ha sido aprovechada por las empresas, bajo demanda de los propios usuarios. Y, como dice Chris Brown, vicepresidente ejecutivo en la NAB (feria anual que organiza la Asociación Nacional de Radiodifusoras de Las Vegas): “las empresas tecnológicas y los medios de comunicación deben evolucionar para satisfacer la demanda de contenidos de calidad cuándo y dónde quieran los propios consumidores”.

Cada día son más los negocios que toman esta nueva estrategia de marketing para redirigir su marca. El incremento de esta tendencia se refleja en un informe reciente de Global Web Index. El informe asegura que el 28% de los internautas han disfrutado de un live-streaming ya sea vía YoutubeFacebook, Twitter o Instagram. Esta cifra, representaría un crecimiento del 20% con respecto a finales de 2016. Y eso es nada.

LO QUE VIENE

Mirando al horizonte, observando lo que vendrá, nos encontramos ante demandas de mejora. Una de las grandes demandas es conseguir un aumento de la alta resolución en la transmisión en directo. Sin problemas técnicos, de una forma fácil y sencilla. Vimeo y Livestream se unificarán en un futuro en una sola plataformas para ofrecer este tipo de servicios orientados a un público profesional.

Otro tema a tratar es la potencialización del influencer, algo que gana terreno cada vez más en la actualidad, de cara a este tipo de comunicación y de marketing. Para las empresas, la utilización de la figura del influencer para hacer llegar su marca a la mayor gente posible, es de lo más rentable; ya que acaban multiplicando por 6 cada euro invertido, según dice una encuesta realizada por Tomoson.

LAS PREFERENCIAS DEL COSUMIDOR

Las cifras siguen hablando por si solas. El consumidor ha caído rendido a los encantos del live streaming y a la hora de decidirse por consumir algo, el vídeo tiene más poder de persuasión que cualquier texto escrito o la típica llamada en las mismas redes sociales.

Como veréis, no lo decimos por decir. El contenido en directo es EL NUEVO ORDEN. Y en SUPER D somos expertos en streaming en vivo. Así que si nos necesitáis, no dudéis, que allí que estaremos.

¿No os parece SÚPER?