Cuatro días de previa y una final electrizante. El campeón, Bnet, que había quedado cuarto en la pasada edición, brilló con luz propia; y dejó boquiabiertos a todos los asistentes en el WiZink Center.

El pasado día 22 de noviembre, era el día en que nos enterábamos, de la mano de Red Bull, que Bnet pasaba a formar parte de los 16 finalistas de la Batalla de los Gallos. Esto sorprendía a muchos por dos razones: los finalistas ya estaban elegidos -15 finalistas de 11 países diferentes y uno a elegir por los amantes del verbo a través de una web- y la decisión de Bnet de no volver a presentarse a estos eventos de gran escala.

Pero dos bajas, Shield Master y Minos, por temas de visado; abrió el hueco para que el Madrileño, ganador de la nacional y cuarto de la internacional del 2018, acabara formando parte de la gran final 2019. Se le ofreció y, claro, no pudo resistirse.

La semana de los gallos

Y así, mientras la capital se preparaba para la Cumbre del clima, en la previa se fue entrevistando a los 16 finalistas en tandas de 4. Desde el martes 26 al viernes 29, y se pudo ver en streaming en directo en diferentes plataformas.

La previa con Trueno, Litzen, Chang y Bnet:

La previa con Aczino, Franco, Yartzi y Jaze:

La previa con Valles-T, Lobo Estepario, Tito MC y Zasko Master:

La previa con Wos, SNK, Carpediem y Jokker:

De esta forma, los 16 finalistas hablaban sobre lo que les ha supuesto llegar a la final y lo que esperaban conseguir en la gran final del sábado 30.


Y llegó la gran final

Y el sábado 30 llegó, el WiZink Center se llenó de amantes de los duelos verbales y comenzó a rugir desde el minuto 1.

MBaka y Queen Mary se encargaron de dirigir la ceremonia y como jurado, grandes expertos como Arkano, Jony Beltran o Maikel Delacalle. Y con la batalla lista, ya solo quedaba luchar.

Cuatro horas de retrasmisión en livestreaming: desde el sorteo de parejas para las batallas, hasta la mismísima batalla final.

Pero el camino a la final fue sorpresivo y de lo más electrizante.

En un principio, nuestro nuevo campeón apenas y se dejaba ver. Y en los octavos, el madrileño libró una batalla que quedó muy muy igualada, pero que acabó con la subida de la mano de Bnet.

Finalmente, después de idas y venidas de los diferentes gallos, con sorprendentes caídas por el camino –Zasco cayó en los cuartos de final-; el madrileño se hizo con el premio y el primer puesto internacional de la Batalla de los Gallos. Y la ovación al madrileño, ganador en su tierra,  claro está, fue de esas de muuuuuucho ruido. Os dejaos aquí el el emisión en redifusión de la gran final: